XI Semana de Pastoral

Como cada año, el curso comienza con la celebración de la Semana de Pastoral, que alcanza este septiembre su undécima edición bajo el lema “Acércate y ponte a caminar junto a este carro”. Del 17 al 23 de septiembre se realizarán diversas ponencias y talleres sobre los jóvenes y la iniciación cristiana, entre otros temas.

A continuación podréis consultar el programa de esta XI semana de pastoral.cuadriptico-XI-semana-patoral-2018

[Descargar PDF]

La Semana de Pastoral, que este año cumple su undécima edición, marcará nuevamente el inicio de las tareas pastorales en toda nuestra Diócesis de Salamanca el próximo mes de septiembre. El lema elegido para esta nueva edición: “Acércate y ponte a caminar junto a ese carro”, está extraído de los Hechos de los Apóstoles y nos invita a dar continuidad a la aplicación de la Asamblea diocesana.

Los jóvenes, la celebración del domingo, la iniciación cristiana y el acompañamiento son los temas que se van a abordar en las ponencias y mesas redondas de esta XI Semana de Pastoral que se celebrará del 17 al 23 de septiembre en Salamanca. Temas que marcarán también la hoja de ruta del plan pastoral para el nuevo curso. Siéntete invitado a participar.

Tomás Durán, Vicario de Pastoral | Es el Espíritu el que le dice a Felipe que se acerque al carro de un etíope pagano para invitarlo a la fe haciendo un viaje con él (Cf. Hech 26-40). ¿A quién recuerda esta “táctica” evangelizadora? Al mismo Jesús que se “puso a caminar junto con los de Emaús”, paradigma de los caminantes y viajeros de la humanidad de todos los tiempos.

Este es el título de nuestra XI Semana de Pastoral, “acercarnos al carro” del hombre de hoy, como Iglesia compañera de la humanidad, para huir del encierro, para escapar del posible clericalismo y de la autorreferencialidad eclesial, ambas cosas muy unidas.

Acércate al carro de hombre que ha hecho del domingo una añoranza de un tiempo nuevo y necesita la alegría del encuentro que recrea, enamora y trasforma el corazón. Basta con mirar en ese día los polideportivos y campos de fútbol, las carreteras llenas de ciclistas y los senderos de los Arribes y la Sierra de Francia… para ver padres, niños, jóvenes, familias enteras buscando  poder disfrutar de “un domingo sin ocaso”.

Acércate al carro de los jóvenes, para escucharles por qué no viven en el recinto de la Iglesia. Escucharles las preguntas de su corazón, que seguro que las tienen, y muy hondas. Pregúntales qué van leyendo, whatssapeando, tuiteando…qué música oyen.  El Sínodo en Roma, “cenáculo de la Iglesia universal”, orará y reflexionará sobre los jóvenes en diálogo con ellos.

Acércate al carro de los padres que quieren bautizar a sus hijos primero y les presentan después para la Primera comunión; o de los escasos adolescentes que quieren recibir la Confirmación. El “carro” de la Iniciación cristiana está lleno de etíopes extranjeros que necesitan la pregunta: “¿entiendes lo que estás leyendo?” y escuchar su respuesta “¿cómo voy a entenderlo, si nadie me guía?”.

Acércate al carro de una humanidad que necesita de cercanía, de acompañamiento, de un camino juntos y compartido.  Siente necesidad de una Iglesia que camina y acompaña a los que se acercan a ella para iniciarles, despertarles la fe, y guiarles personalmente al misterio, a la comunión y a la misión. Pero también de una Iglesia que acompaña al hombre de hoy, en sus búsquedas y aciertos, en sus conquistas y grandezas,  en sus riquezas y pobrezas, y en sus dolencias y fragilidades.

La XI Semana de Pastoral, con el título “Acércate y ponte a caminar junto a ese carro” (Hech 8,29), quiere comenzar el próximo curso pastoral aplicando la Asamblea, pero saliendo de nosotros mismos y de una Iglesia encerrada, para “ponernos junto al carro” del hombre de hoy. Pretende ser un aliento para que todos, laicos, consagrados y sacerdotes, avancemos más en un “descentramiento eclesial” y que sea el Espíritu quien nos lance como a Felipe a peregrinar con la humanidad que se nos acerca a nosotros o transita por otros caminos subida en otros carros.

Vía | Diocesis de Salamanca

Deja un comentario