¡Ser ante sus ojos!: adoradores para evangelizar

En la preciosa catequesis del evangelista Juan sobre la oración, cuando la Samaritana se ha visto desenmascarada por Jesús, ella queriendo cambiar de tema le hace la siguiente pregunta: “Señor, veo que eres un profeta. Nuestros padres adoraron en este monte y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar” (Jn 4, 19-20), encontrando en labios de Jesús la siguiente respuesta: Sigue leyendo