Un Dios muy familiar [Hoja parroquial del 16 de junio]

Solemnidad de la Santísima Trinidad: Prov. 8, 22-31; Sal 8; Rom 5, 1-5;  Jn 16, 12-15

“Muchas cosas me quedan por deciros, cuando venga él, el Espíritu de la Verdad, os guiará hasta la verdad plena. Él me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que tomará de lo mío y os lo anunciará”.

HP-del-16-de-Junio-de-2019

Sigue leyendo

‘La Vigilia Pascual: corazón de la Iglesia’

Este libro es -quiere ser- un canto a la Resurrección de Jesucristo, un pregón pascual. La Vigilia Pascual nos ofrece -de forma concentrada- toda la identidad teológica de la Iglesia: su fundamentación trinitaria, su concentración cristológica, su comprensión simbólica-cósmica, su configuración sacramental, su nutrición litúrgica, su vitalización pneumatológica, su misión evangelizadora y pastoral, hasta el punto de que José A. Goenaga llega a afirmar que “el centro del culto como principio y fin de la vida de la Iglesia se encuentra en la celebración de la Noche de Pascua, de la Vigilia Pascual”.

Sigue leyendo

San Francisco de Asís y la gramática de la Creación

Empalmamos el final del Curso Pastoral 2018/2019 con la preparación de los TRES CAMPAMENTOS que tenemos a la “vista”: 1º) CAMPAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN para los chicos y chicas que están en la Etapa de la Confirmación en la Casa de Ejercicios que las <<Misioneras de la Providencia>> tienen en el término municipal de Almenara de Tormes; 2º) CAMPAMENTO DE LA POSTCONFIRMACIÓN, los mismos días, –27-30- para los jóvenes que están viviendo el proceso de la Postconfirmaciónen la Casa de Ejercicios de los PP. Teatinos del Castañar de Béjar); y 3º) CAMPAMENTO GIL-GARCÍA, para 120 niños de 8 a 17 años, en las instalaciones que Caritas Diocesana tiene en el término municipal de Gil García (Ávila) del 3 al 11 de Agosto.

Sigue leyendo

Evangelizar a los gentiles [Hoja parroquial del 12 de mayo]

DOMINGO 4º DE PASCUA: Hch 13, 14.43-52; Sal 99; Ap  7,9. 14b-17; Jn 10, 27-30

“En aquel tiempo, dijo Jesús: Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera  a todos y nadie las arrebatará de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno”.

HP-del-12-de-Mayo-de-2019

Sigue leyendo