“Ve, vende; ven, sígueme” [Hoja parroquial del 14 de octubre]

DOMINGO XXVIII TIEMPO ORDINARIO

Sb 7, 7-11; Sal 89; Hb 4, 12-13; Mc 10, 17-30

HP del 14 de Octubre de 2018

[Descargar PDF]



 “Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme. A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico“.

Tras haber tratado del discipulado (9, 32-50), con matrimonio y niños (10, 1-16), Marcos estudia el sentido y riesgo de las riquezas (10, 17-31). El joven que sale al encuentro de Jesús es paradigma de rico y aparece como ejemplo negativo en el camino de Jesús. Entre el postulante que le llama bueno y Jesús que le mira con amor se ha establecido una comunicación preñada de promesas. Podemos suponer que van a comprenderse, pues hay un presupuesto de cordialidad en la escena. Pero Jesús llega hasta el fondo y dice al hombre que ha pedido vida eterna: ¡Vende lo que tienes… sígueme! Su propuesta resulta lógica. Al que, cumplida la ley del judaísmo, pregunta: ¿Qué he de hacer?, le responde: ¡Ven conmigo!, ofreciéndole un lugar en su camino, más allá de teorías sobre el cielo y de principios de oración contemplativa.

El Evangelio de san Marcos es un texto sobrio pero intenso en realidad de amor. Por eso ha presentado a Dios como el que dice por dos veces a Jesús: ¡Hijo querido! (1, 11; 9, 7), para que nosotros escuchemos y sepamos entender el mesianismo como fuente de un querer que transfigura al ser humano. Amor es lo que hace/ofrece Jesús al entregarse (8, 31); desde ese amor mira al que llega y, amándole, le invita: ¡Sígueme! Marcos no ha dicho que Jesús ame a niños (aunque es evidente que lo hace al abrazarles) o a mujeres (aunque incluye escenas de amor hacia ellas): Sólo aquí se dice, en palabra de asombrosa concisión, que mirándole le amó. Nos resulta sorprendente esa noticia: ¡amor instantáneo, de varón a varón!

La experiencia de amor verdadero constituye el trasfondo y sentido de Marcos. Estamos al final de los relatos de la entrega de Jesús, Hijo querido, que aquí ofrece mirada de amor a un hombre rico. Pero el rico no le acepta. Así es Jesús, amante fracasado que sigue dando amor (familia) a quienes quieran escucharle. Desde este fondo se distinguen y separan los motivos primordiales del pasaje: 1º) El buen judaísmo es compatible con las riquezas. Este hombre es bueno y rico; su honradez religiosa puede hallarse vinculada a la búsqueda y apego de los bienes materiales. El amor no es la verdad de su existencia. Por encima del amor ha puesto sus riquezas; 2º) Por el contrario, Jesús, ha podido realizar su obra del Reino porque escucha la voz del mismo Dios diciéndole: ¡Querido! No hay para él nada más alto que el amor que ahora ha ofrecido al hombre rico. Sólo en este fondo se entiende su evangelio.

Jesús había llamado a los Doce para ser-con-él (3, 14), para acompañarle y compartir su suerte. Es lo que ahora dice al rico: que le siga, que sea-con-él en  el camino. Sin nada quiere que le siga este postulante. Pedía vida eterna. Jesús le dirá que deje todo, que no busque o quiera nada y que le siga. Este hombre no es capaz de seguir a Jesús con las manos vacías. Sabe que hay Dios, quiere su vida, pero no tiene el valor de entregarse a él, confiando en sus riquezas. Necesita seguridad, en el fondo diviniza sus bienes y se marcha, entristecido, dividido, porque era muy rico (10, 22). Jesús le ha mirado, le ha ofrecido su camino, pero él no lo ha aceptado. Ha puesto su dinero por encima del amor; su seguridad económica antes que Dios. Y ¿tú? ¿dónde tienes puesto el corazón? El Señor, hoy, te llama a seguirle. Cantemos: Señor, me has mirado a los ojos, sonriendo has dicho mi nombre…

 DESDE EL CAMPANARIO

“21 DE OCTUBRE: DOMUND”

 

El 21 de octubre es el Domingo Mundial de las Misiones, el DOMUND. Una jornada que organiza Obras Misionales Pontificias (OMP) para promover el compromiso de los cristianos para que el anuncio del Evangelio llegue a todos los ámbitos del mundo, junto con la promoción social que él conlleva. Un compromiso que se concreta en rezar y apoyar a los misioneros y en colaborar económicamente con los territorios en misión.

 

Este año 2018 se ha elegido el lema, “Cambia el mundo”. Por eso, desde OMP nos presentan “historias que lo cambian todo”. Los protagonistas son Rosa, ChiloMarlonPatyJosé Manuel o Pancho. Para todos, el encuentro con Patricio, misionero en Honduras, hizo cambiar su historia. Ellos son la cara de esta Campaña. Pero con Patricio se visualiza la labor de los misioneros y misioneras españoles que son el ejemplo de que el cambio del mundo es posible y urgente. Rosa, Chilo, Marlon, Paty, José Manuel o Pancho representan a los cientos de personas que se han transformado y que ahora también transforman otras vidas.

 

Octubre, mes misionero

El 21 de octubre es el día central de una campaña que se desarrolla a lo largo de todo octubre, mes misionero. El lugar elegido para este año, Castilla y León. El 1 de octubre se inauguraba en Valladolid la exposición “El DOMUND, al descubierto” sobre la historia y la actividad misionera de la Iglesia en los cinco continentes. Esta exposición itinerante recorre Zamora, Segovia, Ávila, Ciudad Rodrigo y Salamanca. También está programada una amplia agenda de actos en diversas diócesis para dar la palabra a los misioneros.

 

OMP también hace públicos los datos

Obras Misionales Pontificias hace público un dosier de prensa y un tríptico en los que da a conocer los datos y las cuentas de la Campaña, entre ellos:

− 12000 misioneros españoles en 132 países.
− 1108 territorios de misión, en los que vive casi la mitad de la población mundial.
− En 2017 se ha enviado 11.263.397,81 euros; se ha apoyado 644 proyectos y se ha beneficiado a 44 países.

 

Cambia el mundo

La Dirección Nacional de las Obras Misionales Pontificias en España ha propuesto, en efecto, como lema para el Domund 2018, “Cambia el mundo”. La apuesta es audaz y atrevida. Produce una cierta sonrisa de incredulidad. Sin embargo, no es otra cosa que lo que hace la Iglesia desde su nacimiento, lo que hacen los misioneros cuando son enviados al mundo, lo que hace cualquier cristiano que se ha tomado en serio el ser discípulo misionero.

 

Obras Misionales Pontificias propone a los misioneros como ejemplo de que el cambio en el mundo es posible. Ellos lo provocan con su “vida y obra”; con acciones concretas que han transformado la realidad de pueblos y personas con nombre y apellido. Solo desde esa “proximidad” se va produciendo poco a poco el cambio global.Y es que el gran cambio que transforma los corazones esclavizados por el individualismo, el espiritualismo, el encerramiento en pequeños mundos, la dependencia, la instalación, la repetición de esquemas ya prefijados, el dogmatismo, la nostalgia, el pesimismo, el refugio en las normas, llega a través de cambios pequeños, es posible y está al alcance de todos.

 

¡PON TU DINERO A EVANGELIZAR Y ESTARÁS CAMBIANDO EL MUNDO!

 

NOTICIAS DE NUESTRA PARROQUIA

 

            + TALLER DE MAYORES: El  martes, día 16,  a las 17h. con ROSA nos acercaremos a conocer la Iglesia misionera.

+ CATEQUESIS PARA ADULTOS: Son los Lunes y Jueves a las 20, 30h de la noche en el Catecumenium y están invitadas todas las personas a partir de los 14 años.

+ GRUPOS DE POSCONFIRMACIÓN: El Viernes día 19 a las 20, 30h iniciamos los encuentros en las casas de los Padrinos. A la puerta de la Iglesia, cada viernes a esta hora, vendrán a recogeros en sus coches para llevaros a sus casas y seguir profundizando y disfrutando del inmenso regalo que supone vivir de la fe.

Deja un comentario