Talitha qumi = Niña, ¡levántate! | Hoja parroquial del 27 de junio

XIIIª SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO: Sb 1, 13-15; 2, 23-25; Sal 29; 2ª Cor 8, 7-9. 13-15; Mc 5, 21-43

“Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos. Entró y les dijo: -Qué estrépito y que lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida (…).Entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: -Talitha qumi (Que significa: Contigo hablo, niña, levántate)”

HP-del-27-de-Junio-de-2021

               Tan cerca de mí, que hasta lo puedo tocar, Jesús está aquí! Así reza la letra de un canto pascual que narra la experiencia del encuentro sanador con Jesús al que podemos escuchar, acoger, tocar y comer. En cada  Eucaristía hacemos la misma experiencia de curación y resurrección que vivieron en propia carne la homorroisa y la hija de Jairo jefe de la sinagoga de Cafarnaúm. El Prefacio VIII de la liturgia eucarística nos acerca a esta comprensión de Jesús como buen samaritano quien en “su vida terrena, pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el mal. También hoy, se acerca a todo hombre que sufre en su cuerpo o en su espíritu, y cura sus heridas con el aceite del consuelo y el vino de la esperanza” que nos regala en el banquete pascual de su amor, en la Eucaristía en la que celebramos, cada domingo, que “Jesucristo ha vencido a la muerte y nos ha hecho partícipes de su vida inmortal” y porque es el Señor de la Vida podemos decirle, en confidencia, que no somos dignos de que entre en nuestra casa, porque sabemos que una sola palabra suya, bastará para sanarnos.

            Los tres personajes del Evangelio representan tres actitudes espirituales que describen el modo de vivir nuestra fe hoy en la Iglesia: Jairo, el archisinagogo tiene una hija que muere al hacerse mayor de edad. Él no puede darle vida. Por eso acude a Jesús buscando vida por encima de su ley y sinagoga; la hemorroisa (llevaba doce años perdiendo sangre, muerta en vida) viene por sí misma y quiere tocar a Jesús para vivir como mujer, persona. Lo hace, se cura, Jesús la envía a su casa. El archisanagogo aprender a verla y escucharla; y la hija de Jairo  (muere con apenas doce años): Jesús entra en casa archisinagogo con tres discípulos que son signo de  Iglesia, para ofrecer a la joven su mano y levantarla. De la sinagoga (que Mc 1, 21-28 y 3, 1-6 presentaban como lugar de impureza e impotencia) pasamos a la casa del sinagogo que puede convertirse por Jesús en casa de resurrección y vida (Iglesia).

            Jairo simboliza muy bien a  tantos “padres y madres” que asisten hoy impotentes cómo sus hijos e hijas pierden la fe cuando apenas han madurado como personas. ¿Cuántos niños y niñas después de tomar la primera comunión (entre los 9 y 12 años) dejan morir su fe por no regarla y alimentarla a través de los sacramentos? Cuando nos desgajamos de la vid, de Jesucristo como fuente de la vida, nos convertimos en sarmientos secos que se mueren.

            Niña de doce años muerta. Es el estado espiritual de muchos de nuestros niños/as y jóvenes. A los ojos de Jesús están “dormidos” y hay que acercarse a ellos para “despertarlos”. ¡Talitha qumi!, cada vez que nos acercamos al sacramento del perdón, Jesús nos cura, resucita y levanta.

            Hemorroisa, mujer con hemorragia menstrual permanente, considerada por la ley “impura”, condenada a la soledad, maldición social y religiosa. Representa a todos/as los marginados de nuestro tiempo. Su curación pasa por nuestra cercanía y con-tacto. ¡Tan cerca de mí, que hasta lo puedo tocar…!

EL CAMPANARIO

El obispo ordenará dos nuevos diáconos para la Iglesia de Salamanca y un presbítero

Alfonso Hernández y Ciriaco García serán ordenados diáconos, y el carmelita, Fr. Luca Zerneri, presbítero, el próximo 11 de julio  a las 18:00 horas en la Catedral de Salamanca

La Catedral Nueva acogerá el próximo 11 de julio, a las 18:00 horas, una celebración en la que el obispo de la Diócesis de Salamanca, Carlos López Hernández, conferirá el ministerio del diaconado a los seminaristas diocesanos Alfonso Hernández y Ciriaco García, y ordenará presbítero al diácono carmelita, Fr. Luca Zerneri. La celebración será retransmitida en directo en el canal diocesano de YouTube.

Alfonso Hernández, de 35 años, y Ciriaco García, de 33,  proceden del mundo rural, en concreto, de Cantalapiedra y Tordillos. Estos dos jóvenes sintieron su llamada a la vocación sacerdotal en el seno de la pastoral juvenil del antiguo Arciprestazgo de Peñaranda, donde compartían su fe, “así como en sus parroquias respectivas, donde fueron acompañados por sus sacerdotes en el proceso de discernimiento”.

En septiembre de 2015, ingresaron en el Seminario diocesano San Carlos Borromeo e iniciaron sus estudios de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Juntos se han formado en el Teologado de Ávila en Salamanca, y han ido caminando y dando pasos en su llamada vocacional. El 19 de marzo de 2018 fueron admitidos a las Sagradas Órdenes, y el 4 de noviembre de 2019, instituidos acólitos.

En la actualidad, Alfonso Hernández realiza su etapa pastoral en la parroquia de Sancti Spiritus, en la ciudad de Salamanca, mientras que Ciriaco García lo está haciendo en Alba de Tormes.

NOTICIAS DE NUESTRA PARROQUIA

+ CAMPAMENTO DE LA POSTCONFIRMACIÓN: El fin de semana del 2 al 4 de Julio los jóvenes de la etapa de la Postconfirmación, acompañados de las familias de sus “Padrinos” vivirán dos días intensos de oración, convivencia,      juegos y dinámicas formativas que concluirán con la Eucaristía el Domingo 4 por la tarde en la Ermita  <<Ntra. Sra. de los Remedios>> de Topas.

+ CAMPAMENTO GIL GARCÍA 2021: ¡Ya se ha abierto el plazo para formalizar la INSCRIPCIÓN DE LOS NIÑOS/AS, ADOLESCENTES y JÓVENES que vais a participar en el Campamento Gil García 2021! Inscribiros cuanto antes.           Los Jefes del Campamento, Coordinadores y Monitores están ya “trabajando” para poner a punto todas las actividades, marchas, celebraciones y “sorpresas” para los GILCRISTIANOS!!!!!!

Deja un comentario