Felicitación del Papa a los judíos por el nuevo año

Mensaje al rabino jefe de Roma

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 17 septiembre 2009 (ZENIT.org).- 

Benedicto XVI ha enviado un mensaje de felicitación y amistad al rabino jefe de Roma, Riccardo Di Segni, con motivo de la celebración del Rosh Hashaná 5770, del Yom Kippur y del Sucot, en espera de visitar la sinagoga de la ciudad eterna.

"Invoco del Eterno para todos los judíos copiosas bendiciones para aliento constante en su compromiso por promover la justicia, la concordia y la paz", escribe el Papa en el telegrama.

Al transmitir a la comunidad judía "sus más sentidas felicitaciones", Benedicto XVI desea que "estas fiestas sean motivo de santo y común gozo".

El obispo de Roma renueva a Di Segni su "cordial amistad", en espera "de realizar con alegría, tras vuestras fiestas, la visita a su comunidad y a la sinagoga, animado por el profundo deseo de manifestaros mi cercanía personal y la de toda la Iglesia católica".

El rabino jefe de Roma, Riccardo Di Segni, ha agradecido públicamente el mensaje del Papa.

Según ha informado Radio Vaticano este jueves, el Santo Padre visitará la sinagoga de Roma en otoño, aunque todavía no se ha concretado la fecha.

Será el tercer lugar de culto judío que visite en este pontificado, después de las sinagogas de Colonia, Alemania, en agosto de 2005, y de Park East en Nueva York, en abril de 2008.

La visita a la sinagoga de Roma tendrá lugar 23 años después de la histórica visita de Juan Pablo II, el 13 de abril de 1986, la primera vez después de san Pedro que un Papa entraba en un lugar de culto judío.

Rosh Hashaná, además de ser el inicio del nuevo año judío, es también el primero de los diez días de arrepentimiento e introspección que terminan con el Yom Kippur (Día del Perdón).